Pasar al contenido principal

Santuario de la Misericordia

S. XV – XVIII

Situado en la cumbre de Puig de la Misericordia, a 6 km de la población, la existencia de una ermita en este lugar fue ya documentada en el siglo XV. El edificio original sufrió constantes renovaciones a lo largo de los siglos XVI y XVII, si bien su aspecto actual se debe a las transformaciones que en ella se llevaron a cabo durante el siglo XVIII, a cargo de los maestros de obra J. Sánchez y J. Pujol. Fue concretamente en 1722 cuando se construyó una nueva nave en la que los marineros costearon el retablo dedicado a San Sebastián y los labradores sufragaron el de San Antonio. En 1733 se contrató, con F. e I. Vergara, el nuevo retablo mayor, diseñado para albergar la imagen de Nuestra Señora de la Misericordia.

A finales del siglo XX, se abrió una escuela taller creada en la misma ermita, llevándose a cabo una profunda rehabilitación tanto de esta como de los alrededores, en los que se añadieron jardines, espacios recreativos y merenderos.

El conjunto está calificado como Bien de Relevancia Local con la categoría de Monumento de Interés Local. Está compuesto por la ermita, flanqueada por la casa del ermitaño y la hospedería, con una amplia plaza con dos pozos. La planta del templo es de cruz latina con arquitectura neoclásica de orden compuesto. Cuenta una amplia nave de 7,20 m, de tres tramos, cubierta de bóveda de cañón con lunetos, dos capillas laterales enfrentadas entre contrafuertes, crucero con cúpula sin tambor ni linterna, presbiterio de cabecera recta y vuelta soplada, sacristía y camarín detrás.

En el interior de la ermita se conserva toda una serie de murales cerámicos y en el pavimento central de la nave se encuentran unos grandes mosaicos de azulejería que muestran unas escenas bucólicas. Estos conjuntos cerámicos del siglo XVIII han sido atribuidos a la manufactura de l’Alcora.

En el interior, el pintor morellano Joaquín Oliet decoró las vueltas, las pechinas de la cúpula y las lunetas. En la vuelta de la nave se representan escenas marianas del Nuevo testamento, los pies en el crucero, continuadas en el presbiterio; en las pechinas del crucero, figuras femeninas del Antiguo Testamento que simbolizan a la Virgen; y en las lunetas, figuras bíblicas, tanto masculinas como femeninas.

La fachada presenta una sencilla puerta adintelada de medio punto y, por encima, una ventana, un reloj de sol, y en la cornisa, una espadaña.

Camí de Sant Sebastià, s/n · Tel. 964 456 847 / 638 82 08 51
Horario invierno de 9:00 a 18:30 h (lunes no festivos cerrado) / Horario verano de 9:00 a 01:00 h